sábado, mayo 28, 2011

Lugares comunes.






Me he dado cuenta que mis manos son muy torpes
Para manejar una material tan exquisito
Como lo es tu corazón.
Ese corazón cuya energía me revitaliza,
Sin embargo, también en silencio padece.
Hoy lamento que de siete días de la semana,
Sólo un par de horas son para lo nuestro.
Que los compromisos y la rutina consuman nuestra emoción.
Siento que el suelo que piso no es firme,
Que puedo volver a hundirme en el próximo paso.
Temo que tu luz se aleje,
Que no logre escucharte,
Que tu corazón me falte.
No me importa saltar al precipicio, contigo a mi lado.
No me importa que estas líneas sean todas lugares comunes,
Mientras las palabras te toquen el alma, de la misma forma en que mi cuerpo te desea.
En este instante deseo apoyar mi oído en tu pecho,
Solo para escuchar tus latidos.
Y aunque por momentos soy osado para robarte un beso,
Para decir “te quiero” aun me acobardo.

domingo, mayo 22, 2011

Fibra óptica


Hay una agonia en cada timbre del teléfono que me consume.
A la espera de escuchar tu voz la ansiedad me mata lentamente.
No hay respuesta a este llamado que es un grito que escapa de mi corazón.
Lo único que quiero hoy es abrazarte y tú no estas.
Y nuevamente la oscuridad se apodera de todo,
Los demonios me rodean y la sombras me torturan.
La soledad es la prision a la que este cuarto vacio me confina.
Desde que entraste a mi vida no quiero estar solo…
Y me tortura este silencio que surge al cortar la comunicación…
La línea muda es un suplicio que ya no puedo soportar.
Consumido en mi miedo doy todo por perdido y cuelgo,
Me derrumbo en el frio marmol.
Los demonios me rodean y solo queda sucumbir…
Sin esperarlo el teléfono suena y eres tú…
Disculpandote, devolviendo la llamada,
Eres tú quien propone la cita…
Es tu voz la que me arranca de las sombras…
Y la oscuridad se desvanece solo con tus palabras.
Y el temor desaparece.

domingo, mayo 08, 2011

Silencios incomodos.




Pasan los años y aun no logro sobreponerme a esos silencios incomodos que a veces se dan entre nosotros.
Aun siento como mi corazón desbocado me traiciona cuando estoy sentando justo frente de ti.
Mis piernas tiemblan y me sonrojo sin razon.
Cuando esos centimetros se vuelven en una enorme distancia entre mi tacto y tu piel.
Tu cuerpo es una promesa inalcanzable… tu cuerpo es el sitio de reposo que he buscado siempre.
Sin embargo el silencio que se hace de la nada me obliga a contenerme. El silencio me aleja de tus labios que al igual que los mis reclaman un beso que no sabe como comenzar.
Tu mirada reclama una reaccion, pero mi mente no puede contener el torrente de palabras sin sentido que fluyen sin parar, entre atropellos y tartamudeo.
Tras romperse el silencio me siento como un idiota, el momento que perdimos es completamente mi culpa.
A pesar del silencio, a pesar de las palabras, estas aqui en frente de mi, y al apagar la luz nos besaremos.