miércoles, octubre 28, 2015

En el día de muertos.


 
El día de muertos te espero, dejaré en el altar tus chocolates,
Dormiré frente a él abrazando tu almohada,
Pensando que eres tú.
 
También limpiaré tu tumba,
Con todas las lágrimas que reservé,
Será un flujo caudaloso como el Río Bravo.
 
Y lloraré por los otros muertos,
Los anónimos que flotaron en el canal Rhode y el Río Grande.
Víctimas de la circunstancia.
 
Y pondré un altar por San Fernando, fosa común de Tamaulipas,
Porque no sabemos cuántos muertos son aún
(Ni cuantos serán)
 
En día de muertos te espero, pondré un altar en mi cama,
Esperando tu abrazo de madrugada,
Recordándote más que de costumbre.
 
Porque el día de muertos es mi San Valentín,
Y reemplazo a Cupido con una Catrina
Y los corazones con calaveritas de azúcar.
 
Llenaré de flores amarillas y moradas mi casa,
A ti nunca te gustaron las flores, sólo el chocolate,
Haré un altar de Hershey’s.
 
En el día de muertos veré tus fotos,
Y las de mi abuela Emilia, y las del abuelo Goyo.
Pensaré que ese día, no estaré tan solo.
 
En el día de muertos lloro de alegría,
Porque están conmigo mis bien amados fantasmas
Y comparto con ellos la comida.
 
En el día de muertos veré grabados de Posada,
Caminaré buscando dulces típicos y papel picado,
Y sabré que estás a mi lado.
 
Pondré un altar en mi casa, es el día de muertos,
Porque no sean olvidados mis seres amados,
Porque no te olvido...
.
(Este texto se armó de "tuits" de una #Monoficción, sigue en twitter a Revista Monociclo para saber de que va esta dinámica)

lunes, junio 22, 2015

Fotografía.







Siempre digo que es insomnio o la lluvia.

Pero hoy es una fotografía.

Un pasado que no es del todo mío.

Un rosto sereno que nunca envejecerá.

A veces busco esas imágenes porque aún duelen.

Tengo miedo de olvidarte.

Busco en la imagen esa nariz que querías operarte.

O ese tatuaje en tu brazo que nunca terminaste.

Y al verlo todo ahí, sé que fuiste real.

Lo que no recuerdo a ciencia cierta

Son todas las noches, cada amanecer que nos descubrió juntos.

Quisiera haberlo grabado todo, segundo a segundo.

Hasta nuestras peleas.

Quisiera tener la cuenta exacta, con el tiempo cronometrado,

Reproducirlo hasta la locura en un proyector de 8 milímetros.

No puedo recordar cada instante, supongo que son muchos.

Sé que fueron más que días y semanas.

Lo sé porque los años se acumulan bajo mis parpados.

Pero nunca es suficiente.

Por eso busqué tu foto, para recordarte.

Para llorar por ti.

Por eso busqué tu foto, para verte en esa juventud eterna.

Yo aquí sigo, extrañándote a veces… en el insomnio, cuando llueve.
 

miércoles, julio 30, 2014

Exoesqueleto


Para E, para nosotros.
 
Somos un envase vacio.

Somos autómatas de lo cotidiano.

Hay presencias que nos inundan, y partidas que dejan vacio.

Estos contenedores vacios que son nuestros cuerpos.

Son la piel mudada de la serpiente.

La nada se vislumbra a través de la membrana.

Esta piel que antes sentía, ahora es pergamino de ausencias.

Ya ni siquiera el dolor nos habita, ya ni la angustia nos habla.

Somos arácnidos y crustáceos.

Somos esas urnas vacías.

Aunque el inconsciente nos alerta,

Que aún quedan corazones hechos pedazos…

Que no estamos del todo vacios:

Somos las ruinas de corazones que neciamente se resisten a dejar de latir.

jueves, julio 03, 2014

Las hormigas.





Emergieron entre las losetas,
las hormigas anunciando la lluvia.

Tu fantasma me visita en la noche,
se recuesta a mi lado, me abraza,
me acompaña durante el sueño.
Siento tus brazos a mí alrededor y te busco.

La almohada ya no es tan fría, ni la cama tan grande,
cuando estás, en estado etéreo.
Presente siempre a pesar de todo.

Al despertar en cielo veo las nubes grises que se forman,
se agrupan pesadas, aletargadas.
Indecisas aún en derramar su tormenta.

Impaciente espero la lluvia, para caminar bajo ella,
para pensarte en vigilia, para vivir en recuerdo.

Deseo caminar entre charcos para ver tu reflejo.

Pero la lluvia no llega.

Y sé que al llegar a casa no estarás,
sólo las hormigas que se aferran a construir su fortaleza bajo mi loseta.

sábado, mayo 03, 2014

Vaciarse.


"Para que el amor sea verdadero, nos debe costar. 
Nos debe doler. 
Nos debe vaciar de nosotros mismos"
Madre Teresa.


Me vacío de mí en cada orgasmo;
Sólo para llenarme de ti cuando llegas...
Me vacío de orgullo cuando entras,
Sólo para que te quedes…
Me vacío de temor cuando estás,
Para darte refugio y abrigo.
Vacío los bolsillos y las alacenas,
Las bolsas del pantalón…
Me doy todo, lo doy todo;
Para quedarme contigo.
Para llenarme de ti;
Para llenarte de mí.
Me vacío del mundo, de la familia,
Me vacío del trabajo y los amigos
Sólo para recostarme a tu lado.
Sólo para ser nosotros.
Te fuiste.
Después de ti…
Me quedé vacío del todo.

domingo, marzo 23, 2014

Recuerdo de tus ojos.


"Tus ojos de abismo nunca serán de nadie". - Señorita Vodka. Susana Iglesias.

 
 
 
Recuerdo aquella noche, recostados, te abrazaba por la espalda mientras acariciaba tu pecho, besaba tu cuello. Me llenaba con tu olor.
Recuerdo todo como una fotografía de un momento perfecto, como un cortometraje que se repite una y otra vez.
Preguntaste “¿qué te gusta de mi?”, dije que tu cuello blanquisimo, mientras mis labios lo recorrían, bebiendo el sudor del verano fronterizo en esa pauperrima habitación.
Mi respuesta pareció no gustarte, y dije que tus labios, que me apresuré a besar, y tu lengua respondió a ese beso largo y perezoso, reconocería el movimiento de cada musculo facial ahora que lo recuerdo.
“¿Qué más?” volviste a preguntar, lo dije, me gusta todo de ti, respondí y sonreiste sin encontrar satisfacción en mis palabras, sonreiste, con esa sonrisa altanera que te caracterizaba. Nos miramos largamente.
Me gustan tus ojos, dije por fin... “¿Por qué?”.
Me gustan tus ojos porque son pequeños y de color avellana, me gustan tus ojos enmarcados en esas pestañas perfectas, me gustan tus ojos porque en ellos veo una tristeza profunda y me veo reflejado. Me gustan tus ojos porque los estoy mirando y me miran de vuelta, me gustan tus ojos porque me pierdo en ellos, y me pierdo en ti.
“Son tuyos, te los regalo” dijiste finalmente y los cerraste para dormir por fin entre mis brazos.

¿De que me sirve ser dueño de tus ojos si ahora estan ciegos?
 

martes, febrero 04, 2014

Por si me preguntan...


Si me lo preguntan, lo negaré, no es un mal momento, todo esta bien.
Si me lo preguntan, te negaré, nunca exististe, nunca te amé.
No es por ti que me niego a dejar la cama, no es por ti que me escondo en las sombras de mi casa.
Tampoco es tu recuerdo el que me hace escuchar esas canciones que me derrumban.
Si me lo preguntan, yo estoy bien.
No es la soledad que me rodea, no es el vacio que hay en mi desde que te fuiste. No es...
Si me lo preguntan, no es tu foto la que veo antes de dormir, y no son lagrimas las que humedecen mis ojos.
Negaría que busco en otros cuerpos lo que un día encontré en ti. Negaría que hoy me consumo de deseo por alguíen distinto, a pesar de ques estas aquí, siempre, en mi mente, que es más peligroso que tenerte en este corazón que nunca abandonaste. Lo negaría a pesar de ti.
Pero si me preguntan, estoy bien.