sábado, enero 24, 2009

What means to have a Paula in your life?

1.- Find some shoes you’ll never wear...



2.- Ask youself what of those are your glasses...




3.- Find some lovely words at your door...

4.- More alcohol in your life...

Endless amaizing conversation, coffe, music, cigarettes... so much in shared interst.
And I'm just wondering ... am I ready for next step? Are you?



domingo, enero 18, 2009

You are the cut that makes me hide my face. You are the party that makes me feel my age.

Contigo cada encuentro fue una constante decepción,
Contigo cada partida fue una completa sensación de perdida.
Lo nuestro fue una gran descarga de adrenalina,
Contigo fue frustrante y culposo.
Cada vez que partías me sentía impotente.
Y cuando regresabas ansioso y lleno de dudas.
Contigo fue, solo queda la certidumbre de que no hay futuro.
(Gracias por esta alucinante aventura. Siempre quedara un recuerdo con “Like a friend” de Pulp… lo que fuiste en mi vida se describe)





Don't bother saying you're sorry.
Why don't you come in?
Smoke all my cigarettes - again.
Every time I get no further.
How long has it been?
Come on in now,
Wipe your feet on my dreams.

You take up my time,
Like some cheap magazine,
When I could have been learning something.
Oh well, you know what I mean.

I've done this before.
And I will do it again.
Come on and kill me baby,while you smile like a friend.
And I'll come running,
Just to do it again.

You are the last drink I never should drunk.
You are the body hidden in the trunk.
You are the habit I can't seem to kick.
You are my secrets on the front page every week.
You are the car I never should have bought.
You are the train I never should have caught.
You are the cut that makes me hide my face.
You are the party that makes me feel my age.

Like a car crash I can see but I just can't avoid.
Like a plane I've been told I never should board.
Like a film that's so bad but I've gotta stay til the end.
Let me tell you now,
It's lucky for you that we're friends.


El video corresponde a la película Great Expectations, una disculpa por los subtítulos en portugués, pero fue el que encontré con mejor sonido e imagen.

sábado, enero 10, 2009

A freír secuestradores… (Un cuento fascista)




No, no es cuento queridos lectores.


Quizás el ruido sobre este tema haya disminuido un poco; no obstante, quisiera expresar mi opinión al respecto.


Algún legislador del otrora partido oficial tuvo la estupidez de proponer la pena de muerte a los secuestradores y todos los actores políticos de esta republica bananera han querido llevar agua a su molino con semejante disparate.


En este país se secuestran más personas que en Colombia, es bien sabido y no de ahora, pero sacar a colación el punto después de los casos (lamentables) Martí y Vargas es solo una muestra más de servilismo de nuestros políticos a los grandes empresarios y actores sociales allegados al ejecutivo.


México no debe de aplicar bajo ninguna circunstancia la pena de muerte. Y no señores y señoras no justifico el delito, ni lo apruebo. Ni me sumo a la posición del partido izquierdista del no por el no. Ni apoyo a los agachados que dicen que el destino de una vida queda en manos del señor y el estado no puede decidir la suerte de un ser ¿humano?


Los secuestradores son seres repugnantes, asesinos, es verdad, pero este país hoy día es un caldo de cultivo para el crimen organizado, un país donde la brecha entre ricos y pobres es cada vez más marcada, un país con un sistema educativo deficiente, altos índices de desempleo, un país enajenado por los medios, donde los delincuentes se convierten en ídolos (Casos Santoy y Ferras); aunado a la perdida de valores… la opción de secuestrar a alguien “rico” para obtener dinero por el rescate puede surgir en algunos.


México es un país de iniquidad. Y quien pretenda combatir esto con terror es muy corto de vista. La aplicación de la justicia aquí es siempre a favor del mejor postor, no hay juez intachable, el sistema judicial es deficiente. No hay garantía de que bajo el amparo de la ley, se fabriquen culpables y se asesinen no a delincuentes, sino a opositores al sistema.


Recordemos además que la ultraderecha que nos gobierna es partidaria de prácticas fascistas para mantener el status quo.


Afortunadamente, la propuesta pierde impulso, un legislador opositor declaro que se descartaba la discusión de este tema en la agenda del congreso en materia de impartición de justicia; más importante aun, la declaración de un funcionario de la cancilleria recordándonos a todos que México ha firmado tratados internacionales contra la pena capital y la tortura. Y si recordamos nuestras lecciones de Derecho Civil, la jerarquía de las leyes en este país dice, que los convenios internacionales de los que la nación forma parte son ley a la par de la Constitución.


Pero la política aquí es tan decepcionante, que no dudemos que la propuesta logre colarse a las cámaras. El riesgo de esta aberración esta ahi.


Cuando este país supere su rezago educativo, desarrolle el campo, procure empleo, invierta en tecnología y otorgue libertades reales (Es hora de quitarle el veto a la propuesta de legalización del consumo de drogas, a la despenalización del aborto, entre otros) y no castigos medievales, la criminalidad disminuiría en consecuencia (aunque a veces la degradación de nuestro entorno es tan evidente que dudo que haya marcha atrás a esta situación).


Se que este tema no es el más ameno para comenzar el año, pero quisiera proponerles queridos lectores ahora, a parte de los clásicos propósitos de año nuevo que todos hacemos, nos decidamos cada quien, a poner nuestro granito de arena en tratar de construir un país mejor, informarnos, involucrarnos en las elecciones legislativas de este año, a exigir un poder judicial digno.


Reflexionar. Abrazar o no la bandera de un partido político es una libertad, pero cuando con nuestro voto llevemos a un cargo publico a alguien, quitémonos la camiseta del partido y alcemos la voz de ciudadanos.


Solo cuando este país sea más equitativo y la justicia imparcial, la pena capital podría estar en debate, pero falta mucho aun para llegar a ser una nación madura para su aplicación hoy por hoy.


Hasta el próximo post.



Cartón de Ahumada publicado el 22 de agosto de 2008 en La Jornada