sábado, julio 28, 2012

El mal de la taiga


Cristina Rivera Garza y Alberto Chimal en la presentación de "El mal de la taiga"


El viernes 27 de julio, en el Teatro de Reynosa, Alberto Chimal y Cristina Rivera Garza han roto otro de mis paradigmas personales. Generalmente, sobre todo en provincia, las presentaciones de libros de autores locales son aburridas, pretenciosas, con un tufo rancio a solemnidad, por lo que las evito siempre que es posible.

En la presentación de “El mal de la taiga” de la autora tamaulipeca un dialogo relajado, entre amigos, con mucho contenido, reflexivo, donde las tablas de Rivera Garza salieron a relucir al guiarnos por lo que es el trabajo del escritor, recorriendo las experiencias a lo largo de la creación de algunos de sus títulos, publicados por Tusquest, nos comparte su punto de vista sobre los talleres literarios, sobre la violencia, sobre el porque escribir en un entorno violento. Respondiendo magistralmente, aunque por momentos evasiva a hablar del libro que se presenta, a las preguntas que el maestro Chimal atinadamente le dirige. Uno de los eventos que más he disfrutado del 1er Encuentro Nacional de Escritores en Reynosa.

El libro.


“El mal de la taiga” es uno de esos libros que quieres leer despacio, disfrutarlo palabra a palabra. Es un libro escrito para perderte en el bosque, para sentir frío. Es un libro que habla mucho del fracaso, del desamor, del abandono. La protagonista, una detective incapaz de resolver un caso, una detective que ahora escribe “novelitas negras”, una detective que anhela ser una “triste ama de casa”, viaja a algún lugar perdido muy al norte, quizá en Eurasia a resolver un caso encomendado por un hombre abandonado por su esposa. Es una novela que nos hace evocar aquellos cuentos de hadas que todos conocemos, incluso en pasajes específicos a Kipling; por momentos Rivera Garza coquetea con la fantasía más alucinante. Es un libro que te hace percibir olores, es un libro que te asecha como el lobo feroz. La autora nos hace darle un vistazo a la desesperanza, al paisaje gris y aun así encontrar un dejo de optimismo. O quizá solo encontrar.

El libro es bellamente ilustrado por imágenes de Carlos Maiques, que nos van revelando lo que los personajes ven a lo largo de este viaje.

Una lectura altamente recomendable, “El mal de la taiga” es en su totalidad una obra genial.

Con la autora quien amablemente firmo mi ejemplar de la obra y me dio un paquete de postales con las ilustraciones de Maiques.


Puedes seguir a Cristina Rivera Garza en twitter: @criveragarza

1 comentario:

Edgar López dijo...

Haré el propósito de leerlo. Si tú lo recomiendas es por algo. Me da gusto ver que te estés desenvolviendo en esos ambientes mi amigo. En serio me da gusto.