domingo, mayo 22, 2011

Fibra óptica


Hay una agonia en cada timbre del teléfono que me consume.
A la espera de escuchar tu voz la ansiedad me mata lentamente.
No hay respuesta a este llamado que es un grito que escapa de mi corazón.
Lo único que quiero hoy es abrazarte y tú no estas.
Y nuevamente la oscuridad se apodera de todo,
Los demonios me rodean y la sombras me torturan.
La soledad es la prision a la que este cuarto vacio me confina.
Desde que entraste a mi vida no quiero estar solo…
Y me tortura este silencio que surge al cortar la comunicación…
La línea muda es un suplicio que ya no puedo soportar.
Consumido en mi miedo doy todo por perdido y cuelgo,
Me derrumbo en el frio marmol.
Los demonios me rodean y solo queda sucumbir…
Sin esperarlo el teléfono suena y eres tú…
Disculpandote, devolviendo la llamada,
Eres tú quien propone la cita…
Es tu voz la que me arranca de las sombras…
Y la oscuridad se desvanece solo con tus palabras.
Y el temor desaparece.

2 comentarios:

Lorelei Lorelai dijo...

:) Nice! Me gusto.. últimamente ando en un mood meloso & estas lecturas me gustan mas de lo normal!

kleptØ dijo...

Realmente en la ausencia, una voz, unas palabras, unas promesas, unas confidencias, son suficientes para abrazar en la oscuridad y que ésta, se desvanezca.
Muy potito, mIkE... Ö_Ö