sábado, enero 10, 2009

A freír secuestradores… (Un cuento fascista)




No, no es cuento queridos lectores.


Quizás el ruido sobre este tema haya disminuido un poco; no obstante, quisiera expresar mi opinión al respecto.


Algún legislador del otrora partido oficial tuvo la estupidez de proponer la pena de muerte a los secuestradores y todos los actores políticos de esta republica bananera han querido llevar agua a su molino con semejante disparate.


En este país se secuestran más personas que en Colombia, es bien sabido y no de ahora, pero sacar a colación el punto después de los casos (lamentables) Martí y Vargas es solo una muestra más de servilismo de nuestros políticos a los grandes empresarios y actores sociales allegados al ejecutivo.


México no debe de aplicar bajo ninguna circunstancia la pena de muerte. Y no señores y señoras no justifico el delito, ni lo apruebo. Ni me sumo a la posición del partido izquierdista del no por el no. Ni apoyo a los agachados que dicen que el destino de una vida queda en manos del señor y el estado no puede decidir la suerte de un ser ¿humano?


Los secuestradores son seres repugnantes, asesinos, es verdad, pero este país hoy día es un caldo de cultivo para el crimen organizado, un país donde la brecha entre ricos y pobres es cada vez más marcada, un país con un sistema educativo deficiente, altos índices de desempleo, un país enajenado por los medios, donde los delincuentes se convierten en ídolos (Casos Santoy y Ferras); aunado a la perdida de valores… la opción de secuestrar a alguien “rico” para obtener dinero por el rescate puede surgir en algunos.


México es un país de iniquidad. Y quien pretenda combatir esto con terror es muy corto de vista. La aplicación de la justicia aquí es siempre a favor del mejor postor, no hay juez intachable, el sistema judicial es deficiente. No hay garantía de que bajo el amparo de la ley, se fabriquen culpables y se asesinen no a delincuentes, sino a opositores al sistema.


Recordemos además que la ultraderecha que nos gobierna es partidaria de prácticas fascistas para mantener el status quo.


Afortunadamente, la propuesta pierde impulso, un legislador opositor declaro que se descartaba la discusión de este tema en la agenda del congreso en materia de impartición de justicia; más importante aun, la declaración de un funcionario de la cancilleria recordándonos a todos que México ha firmado tratados internacionales contra la pena capital y la tortura. Y si recordamos nuestras lecciones de Derecho Civil, la jerarquía de las leyes en este país dice, que los convenios internacionales de los que la nación forma parte son ley a la par de la Constitución.


Pero la política aquí es tan decepcionante, que no dudemos que la propuesta logre colarse a las cámaras. El riesgo de esta aberración esta ahi.


Cuando este país supere su rezago educativo, desarrolle el campo, procure empleo, invierta en tecnología y otorgue libertades reales (Es hora de quitarle el veto a la propuesta de legalización del consumo de drogas, a la despenalización del aborto, entre otros) y no castigos medievales, la criminalidad disminuiría en consecuencia (aunque a veces la degradación de nuestro entorno es tan evidente que dudo que haya marcha atrás a esta situación).


Se que este tema no es el más ameno para comenzar el año, pero quisiera proponerles queridos lectores ahora, a parte de los clásicos propósitos de año nuevo que todos hacemos, nos decidamos cada quien, a poner nuestro granito de arena en tratar de construir un país mejor, informarnos, involucrarnos en las elecciones legislativas de este año, a exigir un poder judicial digno.


Reflexionar. Abrazar o no la bandera de un partido político es una libertad, pero cuando con nuestro voto llevemos a un cargo publico a alguien, quitémonos la camiseta del partido y alcemos la voz de ciudadanos.


Solo cuando este país sea más equitativo y la justicia imparcial, la pena capital podría estar en debate, pero falta mucho aun para llegar a ser una nación madura para su aplicación hoy por hoy.


Hasta el próximo post.



Cartón de Ahumada publicado el 22 de agosto de 2008 en La Jornada

9 comentarios:

Ciudadana Herzeleid dijo...

Es de esperar que una propuesta como la pena de muerte no avance, y menos en este país ¿para qué más muerte por la misma muerte? Ciertamente hay muchas diferencias económicas, y los medios lanzan bombazos terroríficos cuando sabemos que la situación puede ser otra.

Recuerdo este viernes cuando Brozo hablaba de los ataques a Televisa-Monterrey, él decía "¿para que pedirles a los medios que hablen de narcodirectores? Mejor que hagan su propio canal de televisión y con ello todos estemos enterados de lo que hacen, y ahí les va la ráfaga de información" ciertamente lo dijo con el humor negro y alburero que tanto lo caracteriza, y ahí ejemplifica como ponen a los narcos como la apoteosis del mexicano, el heroe prescindible, y así será durante un rato.

Excelente post, admiro tu capacidad de información, yo todavía batallo en seleccionar mis fuentes.

Ah, y gracias por el post en mi blog, allá te decía que el libro de Momo te lo recomiendo completamente, si lo encuentras fácil, seguramente te va a gustar =)

Edgar López dijo...

Vientos hermano.

Estas de regreso.

fernandoi dijo...

es triste, es feo, es real

chales

kleptØ dijo...

Ayer no pude acabar de leerlo, y hoy espero que me de tiempo a comentarlo ('toy en el curro ^.^):

"No hay garantía de que bajo el amparo de la ley, se fabriquen culpables y se asesinen no a delincuentes, sino a opositores al sistema."

Gran perla negra del sistema, como consecuencia de la situación ya creada. Casi que genera un 2x1. Todo por el mismo precio, del terror por horror.

Tanto por hacer y un sentimiento de impotencia ante el sistema, donde las clases de derecho quedan en eso, en clases magistrales. El Zórpilo ya me lo comentaba hace un par de meses y no daba crédito.
Un post comprometido pero necesario, sin lugar a dudas Mike ¬_¬

20Th Century Boy dijo...

Pero si es requete bonito pa los medios notas como estas en donde no terminan por solidifocar disparatadas propuestas.

Remo dijo...

Primera vez que vengo aquí a leer por recomendación de Klept0.

Quizá en un país utópico con un sistema judicial perfecto la pena de muerte podría llegar a ser tema de debate. (Esto encierra a grosso modo mi manera de pensar sobre la pena capital).

Por otra parte, el escándalo aquí en Chihuahua a llegado a su límite, el motivo: se han formado grupos paramilitares llamados "Comandos Ciudadanos" cuya misión es asesinar cada 24 horas un delincuente debido a la ineptitud de las autoridades; por supuesto han ganado rápidamente un
gran número de adeptos amparándose en que "la sociedad está harta de la inseguridad".

Con esto nos acercamos más a Colombia y Brasil con sus tristemente célebres "Escuadrones de la Muerte" y revivimos además las antiguas "Guardias Blancas".

Saludos preocupados.

El Zórpilo

El Homo Rodans dijo...

extranaba tu aguda pluma.
amen!!
aunque yo si creo en eso que usté desprecia como humano... ya ve, complejo de teresa de calcuta...

las políticas para tratar a la delincuencia y la criminalidad fallan porque la corrupción se ha permeado desde las élites del poder hasta el mas simple de los actores en esta farsa.

no falta quien se cuelgue de esos discursos de muerte para atraerse reflectores.

y súmele el drama de vivir en un país en guerra de baja intensidad... ha sido como una catarsis popular manejada por los medios, pero no pasará.

gusto en leerte mike!

mIkE dijo...

Chico, gracias mil por comentar, es bueno y en cierta medida tranquilizante ver que exite cierto concenso al respecto, creo que diferentes aristas que no considere o expuse en este post como la corrupción per se que menciona el Homo, pero tambien sucesos en otas regiones del país como los que mencionan Ciudadana y Remo (Por cierto fue una agradable sorpresa encontrar tu comentario por aqui mil gracias). Ozkar menciona ademas el triste papel de los medios y el desesperanzado comentario de Fernando creo que refleja un sentir mayoritario o incluso de incredulidad y asombro como se refleja en mi Vamp sista Klepto.
¿Me pregunto si alguien en el congreso podría ver este pequeño ejercio? ¿Si realmente existe la posibilidad de que los señores legisladores escuchen a sus representados?
Ojala no se olviden que representan a los votantes y no a quienes pagan sus campañas para acceder al curul. (porque su sueldo tambien lo pagamos los ciudadanos, votantes o no)

Gracias Edgar, Klept0 y Homo por sus consideraciones.

chukuruquai dijo...

what´s up mike!! pasando po0oor aki..creo que no te habi escrrito nunca...muy buena tu pagina. ESPERO poder verla desde sus inicios inucuos y con calma..
oie porcierto pasame tu correo, quiero invitarte a un curso de PNL..es cupo limitadoo jjje..me dices si te inteeresa...

chukuruquai...