viernes, febrero 29, 2008

Mi casa.








Mi abuelo solía recibir a las visitas con la frase: - Pase usted a su casa, que tampoco es mía-

Mi casa – su casa es un lugar digamos… surrealista. Donde se puede encontrar entre revistas porno (generalmente europeas), una biografía del papa Juan Pablo II.

Junto a mis libros, están impresos algunos textos de Satanismo que EEL NEMESIS y DOKTOR JULIUS me han facilitado, al lado algunas imágenes de santos que gente de buena voluntad me han regalado.

No tengo una cama, ni un sofá convertible, duermo en una “sleeping bag”, un par de cobertores y media docena de cojines están disponibles para quien decida pernoctar en la “baticueva”, sobrenombre que mis compañeros de la telefónica finlandesa dieron a mi morada (¡Santa batimamadas de la camaradería, Batman!).

Para libros y revistas el suelo es el mejor estante, las fotos pegadas a la puerta y hojas sueltas con anotaciones por doquier (además debo reconocer que soy “post it” adicto).

Películas y Discos revueltos con juguetes que los hijos de alguien olvidan aquí.
La ropa sucia en un rincón y la limpia en la bolsa de la lavandería.

Tengo un cenicero por cada esquina, llenos a tope y es común que su contenido se derrame. Un aroma a tabaco y L’eua par Kenzo es sello distintivo.

Incienso y velas forman la atmósfera, junto a cortinas que rara vez de recogen.
La baticueva es un lugar para reunirse, asar carnes, es también guardería y café de opio. Llegan amigos o solo compañeros. Es una especie de “open bar”, solo trae tu propia bebida.

Hotel de paso; no se cuantos se han amado tras esta puerta, con o sin consentimiento del rey, que en este tablero soy yo.

Escenario de video homes sadomasoquistas, producidos, dirigidos y en ocasiones actuados por mi yo cineasta…

Un caos ordenado. Esa es mi casa, entra en ella y ocúpala de acuerdo a tu conveniencia.

Pero a veces a ocurrido que se utiliza de una forma no esperada, por ejemplo cuando el amigo mas cercano se despide huyendo de una ciudad conflictiva, de un trabajo estresante, de la lejanía de sus afectos, huyendo además de la ley… o bien cuando un amigo se refugia antes de pedir el divorcio a la madre de sus hijos y regresar al viejo terruño… pero la peor de todas es cuando mi amate en turno se levanta y da la vuelta, para salir no solo de mi casa, sino también de mi vida…

Mi casa es también una casa de despedidas y eso a veces simplemente me supera.





Protejamos nuestra casa comiendo manzanas de felicidad… o al menos eso dice Natalia y la Forquetina… por cierto, ya checaron el nuevo proyecto de Natalia Lafourcade, se llama (muy cursi por cierto) “Las cuatro estaciones del amor”, y es un disco experimental acompañada (redoble de tambores, aplausos y reverencias) por la Orquesta Sinfónica de Xalapa




Mi hijo me dijo hace unos días que quiere estudiar… ¡Ciencias políticas! ¡Puta madre! Es que no puedo negar que me esponje como pavo real y me sentí orgulloso… Jair, tu puedes hijo, esfuerzate.

5 comentarios:

El Homo Rodans dijo...

mi cuarto (porque no tengo casa) es una mirruña de espacio comprimido, con sus paredes de madera donde he pegado mi colección de posters que arranco de las paredes en las calles, postales, fotografías aquí y allá, flyers, mas fotografías, los libros en unos mueblecitos pedorros, apilados uno tras otro pero en meticuloso orden (por tamaño).
tengo un solo cecinero que casi no uso, me encanta tirar las cenizas al piso y después ponerme a barrerlas y a enjuagarlas.
mis discos ordenados por género, todos piratas orgullosamente.
mis piezas arqueológicas en un altarcito a la muerte (una fotografía de un danzante con máscara calavérica).
inciensos por si las moscas. velas por doquier, mis cámaras fotográficas antiguas, cuarzos, y por todas partes caracolas marinas de varias especies y tamaños.
mi cama es un obsequio de mi madre, cansada de que su hijito se recostara en el colchón sobre el piso y ante la picadura de dos alacranes, decidió mandar a construirme una cama donde se duerme y se coge riquísimo. mis notas están apuntadas en libretas que cargo todo el tiempo.
saludines pavo real.

Ermitaña Mujer Canela dijo...

Mi querido Mike, la unica casa q conozco es la de mi espiritu... ya casi desmoronada...

Las paredes de mi mitad de habitacion, la cual esta dividida por un biombo de la parte restante; que endemoniadamente es terreno de mis hermanas... esta decorada por fotos de mis amigos musicos, extrañamente no tengo fotos de mis amigos poetas... a ver cuando me das una tuya y me invitas a tu casa...

Besitos...

fernandoi dijo...

SI este ya lo había leido. Por alguna razón no puse comment (?)

Hehe, si dice escritor capaz que te alzas como aguila real.

Qué bueno debe ser tener un abuelo

Esa Natalia tiene talento peor la fama puede coemrte para bien y para mal creo.

ka! dijo...

...me recuerda mucho la primera casa que tuve aquí en veracruz, ¿la recuerdas?...igual escenario de muchos actos heroicos y cruentas batallas con baco, la mayoría de las veces dejándo vencernos..

...tú casa, como ya lo he dicho y aunque no la conozca, es un recuento de tí...desordenado y amante de cosas tan consumistas que yo en mis mejores quincenas jamás me permitiría...Inclusive, en este post, aunque vivas diciendo lo contrario, puedo leer entre líneas y ver como haces la invitación a algún nuevo amante que pase furtivamente por aquí..

....gracias por llamarme hoy, en serio, me hacía falta hablar contigo.

kleptØ dijo...

Tu cueva, que haces nuestra y desde la lejanía casi, casi que la he olido y todo...

Ö_Ö